Sólo WhatsApp / 8AM A 8PM LÍNEA DE VIHDA 3123046925-3202944997-3126347858 ATENCIÓN ESPIRITUAL 3105868952

Fotografía: www.onmeda.es

LA TEMIDA ANSIEDAD

Fotografía: www.onmeda.es

APRENDIENDO A MANEJAR LA TEMIDA ANSIEDAD

 

A todos nos ha sucedido que ante una situación de preocupación o alto estrés comenzamos a respirar rápidamente, sentimos que nos falta el aire, las manos se nos ponen frías, nuestros músculos se tensan, tal vez sudamos y sentimos una presión en el estómago. Esta es una respuesta normal de ansiedad.

A lo largo de la existencia humana, siempre ha estado presente, ya que constituye una respuesta de lucha o huida ante un peligro real o imaginario para evitar sufrir o que eso nos cause algún daño. Si bien es cierto que nos prepara para afrontar una situación de peligro real, también puede volverse poco funcional y negativa cuando no la podemos controlar o se activa cuando no hay ningún peligro.

Algunas recomendaciones que puedo brindarte para reducirla hasta el punto que no genere malestar y sea funcional, son:

  • Acepta las sensaciones y las ideas que estás teniendo en ese momento. Reconoce los síntomas corporales y admite que son desagradables para ti, están ahí, míralas de frente y reconócelas sin sentirte derrotado.
  • Relájate. Siempre es bueno practicar técnicas de respiración diafragmática y relajación muscular. Cuando estés solo, puede ser al despertar o antes de acostarte, haz la respiración “4 x 4”; consiste en tomar aire lentamente por la nariz durante 4 segundos, mantener el aire durante 4 segundos, expulsar el aire lentamente por la boca en 4 segundos, descansar durante 4 segundos y luego respirar normalmente. Es normal que al principio te sientas cansado y con ganas de bostezar, mientras tu cuerpo crea el hábito.
  • Haz ejercicio físico. Crea un espacio durante el día para realizar actividades como ir a caminar, manejar bicicleta, ir al gimnasio, nadar o cualquier otra que aumente tu sensación de bienestar, ya que al hacerlo se estimula la segregación de endorfinas y serotonina en tu cuerpo para que te sientas ¡Genial!
  • Es bueno que aprendas a ordenar tus tareas y obligaciones diarias para gestionar el tiempo y tener el control de lo que haces.
  • Busca actividades para desconectarte. Practica algo que atrape tu atención como leer, cocinar, involucrarte en grupos donde compartan el mismo interés, pinta, escribe… con el fin de mantenerte distraído.
  • Cuida los hábitos alimenticios. Sé cuidadoso con los horarios y la calidad de los alimentos que ingieres, evita bebidas estimulantes como el café, las gaseosas negras y el consumo de azúcar en exceso.
  • Mantén una higiene de sueño. Un buen descanso es fundamental. Ajusta tu horario para dormir los suficiente y despertar con la sensación de haber descansado, cuida los factores externos como iluminación, sonidos, espacio físico y que tu cama sea el encuentro perfecto para finalizar el día de la mejor manera.

 

Estas recomendaciones deben formar parte de tu rutina diaria y de una práctica consciente para alcanzar el bienestar. Todo depende de tu dedicación para sentirte mejor.

PSIC. GILBERTO MENDEZ (MsC)

Psicólogo Clínico

Máster en Psicología Organizacional

Máster en Psicología Criminal, Victimologia y Feminicidio

Esp. en VIH y Cirugía Bariátrica

Terapeuta Cognitivo

FPV: 12097/ PSF-T 127